Tres años más deberán esperar Porvenir, Primavera y Timaukel por relleno sanitario

Hacia arriba deberá crecer, por tres años más, el vertedero municipal de Porvenir, y algo parecido sucederá en las comunas de Primavera y Timaukel, ya que la construcción del relleno sanitario povincial estaría con suerte construido durante ese trienio.

Porvenir y las dos comunas rurales fueguinas de Primavera y Timaukel deberán esperar tres años para poder contar con el anhelado relleno sanitario provincial, proyectado por el gobierno regional para atender el acopio y tratamiento de los desechos domiciliarios e industriales de los centros poblados de Tierra del Fuego. La noticia la comunicó la alcaldesa de Porvenir, Marisol Andrade, al detallar que la licitación del proyecto se cerró el pasado 7 del presente mes, entrando al proceso de evaluación para
ser adjudicado en agosto de este año.

Tras la elaboración del diseño del recinto y sus instalaciones, comienza a regir el plazo de construcción, el que se estima pueda concluir en el anunciado plazo, de acuerdo a la información entregada por el jefe de Diplader (Dirección de Planificación Regional) del gobierno regional, Juan Carlos Oyarzún, añadió la autoridad comunal. El trienio de ejecución, explicó, se debe a que sólo la etapa de diseño puede tomar todo un año y construirlo, otros dos de trabajo.

Lo anterior significa que Porvenir, Cerro Sombrero y villa Cameron deberán seguir utilizando sus actuales soluciones sanitarias, en el caso de la capital fueguina, el sobresaturado vertedero municipal. Andrade especificó
que en éste se trabaja mediante capas, es decir, llegando la basura industrial y domiciliaria, se aloja en una capa que es cubierta con otra de tierra (en los hechos, formada por basura de mayor antigüedad), creciendo a lo alto, ya que no se abren las antiguas zanjas de profundidad excavadas sobre más basura.

“Hasta ahora este sistema se ve ordenado, pero es un inmenso trabajo de los funcionarios y para el municipio lo será mantener por otros tres años
este vertedero, que siempre he dicho que ya debiera estar cerrado, del que cuando asumí como alcaldesa hace 8 años, ya se hablaba que debió haberse
clausurado por lo menos unos 10 años atrás”, es decir dos años antes del término de su antecesor en el cargo, indicó. Por tanto, la tarea titánica por
mantener el actual recinto durante el tiempo que viene, será un esfuerzo adicional para las tres comunas insulares, estimó.

Fuente: La Prensa Austral.

Compártelo :

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *