Vecino se fue de vacaciones, no pudo volver por pandemia y le tomaron su propiedad

Había dejado el inmueble que debían demoler cerrado por completo, y cuando regresó había gente viviendo en él.

Una compleja situación es la que está viviendo una familia, que, por motivos de la pandemia, le costó retornar a Punta Arenas, estando varias semanas fuera, lo anterior, porque una propiedad, que mantenía desocupada, y que estaban a la espera de poder reparar, se encuentra actualmente siendo ocupada por personas que literalmente, se tomaron el hogar.

Fidel Gascogne, propietario de la vivienda, indicó que producto de la pandemia, y mientras viajaba con su familia, vivieron esta lamentable situación, debido a que se encontraban en Argentina, y debieron permanecer en el vecino país por un tiempo bastante prolongado.

Luego de esa situación, cuando llegaron a Chile, en mayo, no pudieron volver a Punta Arenas, hasta fines de junio, por los cordones sanitarios, y las cuarentenas, debiendo llegar a la capital regional para sumarse a una nueva cuarentena.

“Nosotros con mis hijos cerramos la casa, en marzo cuando me fui estaba cerrada, yo fui a Argentina y después no podía salir de allá, me fui el 8 de marzo, y me pude venir hasta el 10 de mayo de allá. Tuve que estar en Santiago haciendo cuarentena y no podía salir de allá por los cordones sanitarios, y volví a Punta Arenas el 26 de junio. Ahí llegué a hacer cuarentena acá”, señaló el afectado.

Recién hace una semana pudo salir de su casa, y al ir a revisar la propiedad, que mantenían cerrada hasta antes de irse, con candado y cadenas, se percató de que éstos habían sido rotos, detectando que había gente en el interior, los que se habían tomado la casa.

“Hace como una semana atrás, vi que había gente, cortaron el candado, yo lo tenía con cadena y un candado y no se puede abrir la puerta. Esta casa está en Arauco, casi esquina pasaje Bermúdez, ya llevaba un tiempo desocupada, pero la teníamos cerrada”.

Agregó que le comentó un vecino, que vio a gente rondando, y que luego se la tomaron, desconociendo quiénes son los que tienen dicha vivienda en su poder, lo que se ha visto impedido de realizar más acciones, por su condición de salud.

“El que vio a las personas fue un caballero, que él sigue a los ocupa, nosotros no tenemos datos de quienes sean. Yo no he podido hablar con ellos, más que estoy delicado de salud, entonces no salgo mucho”, aseveró.

Para concluir, indicó que no se quedará de brazos cruzados, por lo que realizará una denuncia ante la Primera Comisaría de Carabineros, para luego tomar las acciones legales. Dentro de sus temores, está que la casa pueda verse afectada por un incendio, lo que además del daño propio, causaría o afectaría las propiedades vecinas.

“Con asesoría judicial vamos a presentar una denuncia en la Primera Comisaría, la casa está muy deteriorada, está para demolición, está muy deteriorada. Ellos mismos están en riesgo, por el estado en que se encuentra. El problema es que pueden hacer fuego, se va a quemar y se puede quemar la casa de al lado, porque por el otro lado tiene una tremenda muralla de ladrillo”, concluyó.

Fuente: El Pinguino.

Compártelo :

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *