A LA CÁRCEL ABUELASTRO IMPUTADO POR ABUSAR SEXUALMENTE DE SU NIETA DURANTE 4 AÑOS

Efectivos de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI lograron capturar la tarde del viernes a un sujeto de 56 años, quien había sido denunciado en mayo como autor de reiterados ilícitos en perjuicio de la niña, quien al momento en que sucedieron los hechos tenía tan solo 6 años.

Por los delitos de violación impropia reiterada, además de abuso sexual con y sin contacto corporal también en carácter de reiterado, fue formalizado la tarde de ayer un sujeto de 56 años, quien fue denunciado como el autor de estos actos en perjuicio de su nieta, hechos que se habrían repetido por casi cuatro años.

El individuo, identificado por las iniciales M.O.C.Ch. fue detenido a eso de las 20,15 horas del viernes, tras una orden de detención verbal solicitada por la Fiscalía.

Ayer, en la audiencia de formalización, la fiscal Wendoline Acuña expuso los antecedentes, relatando que en fechas indeterminadas, durante el año 2016, mientras la niña, que a esa fecha tenía 6 años, se encontraba al interior de un domicilio del sector sur de Punta Arenas, estando al cuidado en ese momento de su abuelastro –en este caso, el imputado-, éste la llamaba ofreciéndole bolsas de dulces con lo que atrajo la atención de la niña, quien iba hasta el dormitorio donde se encontraba él y luego realizaba actos de significación sexual, subiéndole el volumen al televisor para que nadie pudiera escuchar a la víctima. Tras consumado el delito, le advertía a la menor de edad que debía callar sobre lo ocurrido o de lo contrario le pasaría algo malo a ella y a su abuela.

Esta situación habría sido reiterativa, y a raíz de la amenaza que el imputado le había manifestado, la niña permaneció callada, sin contar a nadie lo que le había sucedido. Desde 2017 hasta principios del presente año, el sujeto cada vez que quedaba a solas en la casa con la afectada procedía a realizar este tipo de actos, efectuando conductas que son irreproducibles por este medio debido a la gravedad de los mismos.

“Cabe indicar que todas estas conductas siempre fueron bajo constantes amenazas de matar a su abuela y hacerle daño a ella, provocando gran temor en la niña”, manifestó la persecutora al concluir de describir el traumatizante relato de los hechos denunciados.

Al respecto, solicitó la medida cautelar más gravosa contemplada en el Código Procesal Penal, es decir, la prisión preventiva, al estimar que la libertad del individuo constituía un real peligro para la seguridad tanto de la propia víctima como de la sociedad.

Testimonios

Para fundamentar aquello, la acusadora se basó en la denuncia que realizó la abuela de la niña y cónyuge del imputado el pasado 23 de mayo, indicando que tres días antes su nieta había ido a su pieza, narrando que “de la nada se puso a llorar. Me dijo que no quería seguir viviendo más en la casa”, describiendo parte de los hechos. “Yo personalmente he observado y lo he regañado al percatarme que se queda mirando fijo a mi nieta, y yo siempre le dije a él que no se metiera con ella, porque es una niña y no una mujer”, indicó.

En la audiencia también se expuso la declaración del mismo imputado, quien refirió que “en relación a lo que se me acusa quiero decir que esto es falso, yo nunca he tocado a la niña, sería incapaz de hacerlo porque la veo como una hija. La crié de chiquitita y jamás se me pasaría por la mente hacerle algo así. No existe momento en que yo me quede a solas para abusarla sexualmente. Yo creo que esto lo inventó ella, no sé con qué motivo, pero que ella estaría influenciada por otras niñas del barrio. Está muy rebelde para su edad”

El sujeto responsabilizó a la víctima, señalando que ésta pasaría mucho tiempo en las redes sociales, teniendo contacto con desconocidos que le habrían enviado fotos obscenas.

Cabe indicar que la niña estaba al cuidado de su abuela por resolución del Juzgado de Familia de Punta Arenas.

Incumplió

medidas cautelares

Tras interpuesta la denuncia, el imputado quedó con las medidas cautelares de abandono del hogar y prohibición de acercarse a la víctima, y durante este mes él llegó a dicho domicilio para insultar y amenazar de muerte a la niña. “En la noche voy a venir y las voy a matar”, habría señalado, lo que motivó que el pasado 4 de agosto fuera formalizado por los delitos de amenazas en contexto de violencia intrafamiliar, desacato y maltrato degradante a personas vulnerables. A raíz de lo anterior, este viernes se le realizó la entrevista videograbada a la niña, momento en que la menor de edad develó todos los antecedentes.

A la vez, la persecutora se basó en un peritaje sexológico que se le efectuó a la víctima en el Hospital Clínico de Magallanes, el cual arrojó que no se podía confirmar ni descartar lesiones atribuibles a los delitos antes mencionados. Posteriormente, se realizó otro examen en el Servicio Médico Legal, el que reveló que no se puede descartar una lesión antigua.

Bajo este contexto, la fiscal invocó la circunstancia agravante de parentesco por tener el imputado un vínculo matrimonial con la abuela de la niña.

Versión de la defensa

Por el contrario, el defensor Ernesto Méndez se opuso a lo solicitado, pidiendo que se le imponga a su representado otra medida cautelar proporcional, arguyendo que no se configuraría ni la existencia del delito ni la participación del imputado en el mismo, aseverando que existirían relatos contradictorios y que los testimonios no serían concordantes con los informes médicos.

Por todo lo anterior, y con los medios probatorios primigenios que fueron aportados por el Ministerio Público, el magistrado Juan Villa ordenó el ingreso a la cárcel de M.O.C.Ch., estableciendo un plazo de 90 días para sustentar la correspondiente investigación.

 

Fuente: El Pingüino

Compártelo :

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *