A la cárcel indonesios que violaron a técnico en enfermería en residencia sanitaria

Luego de extensa formalización por más de 4 horas.

Pasada la medianoche el Tribunal resolvió encarcelar a los sujetos, que estaban haciendo uso del lugar luego de haber dado positivo a Covid-19.

Un hecho de connotación sexual estremeció a todo el país durante la jornada dominical. Esto luego de que se conociera la denuncia presentada por una técnico en enfermería, la cual fue víctima de una violación y abuso sexual.

Eran cerca de las 3 horas cuando ingresó un llamado a la Central de Comunicaciones de Carabineros de Chile, donde solicitaban la presencia policial en una de las residencias sanitarias para denunciar una violación.

Un carro del plan cuadrante acudió al lugar adoptando el procedimiento respectivo, situado en calle Armando Sanhueza, donde se encontraban personas positivas de Covid-19.

Al ingresar se entrevistaron con una mujer, la cual cumplía funciones como técnico paramédico con contrato para la Secretaría Regional Ministerial de Salud, labor que cumplía hace varios meses.

Los hechos

Al entrevistarse con la afectada, esta manifestó que entró a cumplir el turno de noche considerando que trabajaba con turnos rotativos desde que partió el trabajo en residencias sanitarias.

Cuando se encontraba en ello, fue solicitada su presencia luego de recibir un llamado vía citófono desde la habitación de dos de los ocupantes, donde le solicitaban dos cosas; un papel higiénico y la segunda, solicitar un servicio de delivery, siendo esta última solicitud imposible de concretar por las medidas necesarias.

Luego de ello, los ocupantes de la vivienda, dos ciudadanos indonesios, le solicitaron a la profesional la posibilidad de fotografiarse con el pretexto, de tener un recuerdo de que estuvieron contagiados e internados en Punta Arenas.

Al momento de acceder, la joven trabajadora fue tomada por uno de los dos sujetos quien a la fuerza la trasladó hasta el baño de la habitación, donde el segundo individuo procedió a bajarle la ropa, iniciando con tocaciones en distintas partes de su cuerpo para luego violarla.

Como pudo la trabajadora logró liberarse de los dos sujetos saliendo de la habitación, logrando entrar a la pieza de otros pacientes para que le brinden ayuda, momento en que llamaron a Carabineros.

Debido a la situación, personal policial detuvo a los dos sujetos mientras que la mujer fue trasladada de inmediato hasta el Hospital Clínico de Magallanes, para ser sometida a los exámenes respectivos.

Los detalles entregados por el médico de turno que examinó a la mujer, diagnosticaron de que mantenía lesiones atribuibles a una violación, hecho que fue informado al fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, el que instruyó diligencias a la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI de Punta Arenas, quienes acudieron al centro asistencial para interrogar a la víctima, la que se encontraba muy afectada por lo ocurrido, pero pudo prestar declaración en un proceso que tomó por más de una hora.

Luego de ello, Carabineros trasladó a los dos imputados hasta el Hospital Clínico de Magallanes a la constatación de lesiones, siendo devueltos a la residencia una vez cumplido el trámite.

Formalización

Posterior a la toma de declaraciones los ciudadanos indonesios fueron trasladados hasta el Cuartel de la PDI, con todas las normas necesarias para evitar que el contagio se propague a los mismos detectives, siendo ingresados al calabozo.

En horas de la tarde se inició la formalización de cargos, donde participaron por el Ministerio Público el fiscal regional, Eugenio Campos y el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, quienes les comunicaron a los imputados identificados como Septian Agung Xilando y Abdul Kadir, que fueron formalizados por el delito de abuso y violación.

La extensa formalización de cargos duró hasta pasada la medianoche, donde se le comunicó a los imputados que se iniciaba la investigación en su contra por los hechos antes descritos, donde ambos tenían calidad de autor.

Durante la audiencia, participó un traductor quien le relató a los imputados los hechos antes señalados, solicitando la Fiscalía que ambos sean dejados con la medida cautelar de prisión preventiva, considerando que el delito cometido tiene pena de crimen, y su libertad se constituye para un peligro de la seguridad de la sociedad.

Luego de exponer todos los argumentos, tanto la Fiscalía como la Defensa, el Tribunal entró en receso, retomándose la audiencia luego de algunos minutos.

Tras escuchar ambas partes y en base al análisis de los antecedentes, se determinó por el Tribunal enviarlos a prisión preventiva, dando lugar a la solicitud del Ministerio Público.

Posterior a la determinación del Tribunal, se debatió el plazo de investigación señalándose que la libertad del imputado se convierte en un peligro para la seguridad de la sociedad, por lo que se determinó un plazo investigativo de 120 días para el cierre de la investigación.

Pese a ser positivos de Covid-19, los sujetos fueron ingresados en la madrugada a la Cárcel de Punta Arenas, donde se tomarán todos los resguardos considerando que su alta sería el próximo 3 de septiembre, según el protocolo.

Cabe hacer presente que los sujetos son tripulantes de un buque factoría, que cumple funciones en Magallanes y es de bandera chilena, contando con todos los documentos necesarios para ello.

 

Fuente: El Pingüino

Compártelo :

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *