Soapting: el delito que captura el número telefónico para realizar operaciones bancarias

Los infractores suplantan la identidad de los titulares de la cuenta para realizar la portabilidad numérica. Fiscalía entrega consejos para no ser víctima de este delito.

El aumento de denuncias por delitos económicos ha alertado a la PDI y Fiscalía. El 2020 se registraron 452 casos, un 11% más que el año anterior.

De todos los mecanismos que utilizan los malhechores para capturar a las víctimas, el Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos (SACFI) detecta el soapting.

Según el SACFI, esta modalidad aún no es tan recurrente, pero sí han recibido denuncias al respecto. El soapting consiste en apropiarse del número telefónico del usuario y realizar operaciones bancarias con él.

“Aquí las personas actúan con mayor preparación, porque tienen que suplantar al titular de una línea de teléfono”, explica la fiscal de la SACFI en la Región de Magallanes, Rina Blanco López.

En el soapting, los infractores realizan una portabilidad para que el número de celular de la víctima sea cambiado a otro. La sustitución puede hacerse desde un plan de contrato a uno de prepago o el cambio de una compañía telefónica a otra.

Para realizar la portabilidad, los sujetos se presentan directamente a la empresa telefónica simulando que son los titulares de la cuenta. También hay casos donde llegan con un poder falsificado del dueño del teléfono.

Una vez que se haga la portabilidad, la empresa elimina el chip y el número telefónico deja de existir. Así, el nuevo dueño “captura” el celular de la víctima y puede acceder a su información personal.

Con el contacto telefónico de un titular ajeno, los infractores suelen solicitar información bancaria o claves de desbloqueo para realizar malversaciones.

Este tipo de delito se anticipa a la atención de las víctimas. Con el teléfono capturado, los usuarios pueden utilizar plataformas como WhatsApp sin problemas si hay acceso a Wifi. Sin embargo, no podrá efectuar ni recibir llamadas.

“Cuando vean que su teléfono deja de funcionar, deben ir inmediatamente a su empresa telefónica para ver qué ha sucedido. Pudo haber sucedido esto, hubo un cambio de portabilidad y el número que uno cree que está funcionando ya no lo tiene, sino que lo tiene la otra persona que lo capturó”, dice la fiscal Blanco.

Fuente: El Pingüino

Compártelo :

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *