Hermana de fallecido en Asmar: “A él lo dejaron en un cajón y a mi mamá me la mataron en vida”.

“Le dijimos que se fuera tranquilo, que nosotros cuidaríamos de su mamá”. La voz de Victoria Reyes se entrecorta, hace una pausa, un suspiro y vuelve a recordar ese momento de adiós con su primo. Fue a las 23,30 horas del jueves cuando uno por uno los familiares, desde la distancia y a través del teléfono, pudieron despedirse de César Antonio. Cinco minutos después el hombre, el trabajador, el hijo, había fallecido.

La noticia del deceso de César Barría Reyes se conoció en la mañana de este viernes. El ancuditano de 47 años se mantenía internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (Uci) del Hospital Clínico de Magallanes, luego de haber resultado gravemente herido durante la explosión ocurrida el pasado lunes en la planta de Asmar en el sector de Tres Puentes, en Punta Arenas.

“Sigue grave, sigue en riesgo vital, pero está estabilizado y se están haciendo las coordinaciones con su mutualidad para el traslado a su centro de referencia”, señalaban durante la jornada de jueves desde el recinto hospitalario. Sin embargo, su condición extrema hizo imposible la evacuación en la antesala del desenlace.

“El mismo lunes por la noche llamaron a mi prima (hermana de César) desde Punta Arenas para informarle lo del accidente. Como él estaba solo allá, ella decidió viajar de inmediato para acompañarlo y encargarse de todos los trámites”, cuenta Victoria desde Ancud.

Lo de César -señala- es una historia de esfuerzo con un componente especial, “era los ojos de su mamá, el que todos los meses le enviaba platita, que vivía preocupado de ella y que cada vez que podía venía y no quería irse para no dejarla solita. Ella tiene 70 años y está destrozada, pero con mi mamá estamos a su lado. También llegó su otra hija que vive en Talca y está mi prima que viajó para allá (a Punta Arenas). Eran tres hermanos, él el mayor”.

Agrega que a César lo estaban esperando por estos días, ya que era la fecha en que viajaba todos los años. “Trabajaba hace más de tres años en Punta Arenas porque aquí estaba difícil en lo laboral, aunque él hacía una y otra cosa. Era soltero y sólo estaba preocupado de su mamá, por eso le costaba irse”, señala.

Familiares en
Punta Arenas

Mientras tanto en Punta Arenas, Patricia Barría efectuaba ayer todos los trámites necesarios para el traslado de los restos de su hermano.

Dice que al menos el consuelo es que pudo en ese momento estar a su lado, pero que el dolor se acrecienta porque siente que “aquí no sólo lo mataron a él, mataron a mi mamá y a toda la familia”.

Desde su llegada el jueves cuenta que todo ha sido trámite más trámite, con personas apoyando y con gente sin asumir su trabajo y menos las responsabilidades. “A mi hermano me lo dejaron en un cajón y a mi mamá me la mataron en vida. Ellos eran muy unidos, si hasta él celebraba su cumpleaños el 9 de agosto y ella es del 10. Era su regalón, y aunque él trabajaba acá su domicilio seguía estando allá junto a la mama”.

Agrega que en la muerto de César “claramente hubo una negligencia. Era un hecho evitable y que pasó porque alguien hizo mal su trabajo o no hizo lo que correspondía. Yo por eso iré a enterrar a mi hermano y luego regresaré hasta que todo esto se aclare”.

Asimismo, dice que como “gran favor” el IST se encargará del traslado, del cajón y de mi pasaje “que es lo que corresponde por el seguro. Y hasta el momento, de Asmar sólo llegó un comunicado lamentando el fallecimiento”.

En la otra vereda -destaca- está el contratista jefe de su hermano, Nelson Cárdenas, quien ha estado todo el tiempo junto a la familia. También tiene palabras de agradecimiento para el personal de la Uci del Hospital Clínico y muy en especial para el médico Héctor González.

De los últimos minutos junto a su hermano, la noche del jueves, recuerda: “Pude estar con él y el resto de la familia a través del teléfono. Mientras le hablaban él intentaba decir algo. Estaba escuchando”.

Patricia Barría espera poder viajar mañana con los restos de su César, para darle descanso eterno en su natal Ancud.

Pesar en Asmar

A través de un comunicado Asmar lamentó el deceso de César Barría, “trabajador de la empresa contratista Nelson Cárdenas Figueroa, que presta servicios a nuestro Astillero en Magallanes, quien falleció la noche del pasado jueves, tras el accidente que se produjo en nuestra Planta el pasado lunes 8 de febrero.

“Asmar hace llegar su sentimiento de tristeza y condolencias a la familia del trabajador fallecido como también a sus compañeros de labores y amigos”, cierra el comunicado de Relaciones Públicas de Asmar.

Fuente: LaPrensaAustral.cl

 

Compártelo :

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *